Tratamiento para el asma

A menudo, la mejor manera de controlar los síntomas del asma es evitar lo que los provoca.

On this page

Con el respaldo de:

Resumen

El tratamiento eficaz del asma causada por alergias incluye identificar y evitar los alérgenos que desencadenan los síntomas, usar terapias farmacológicas y desarrollar un plan de acción para cuando ocurran ataques graves. El alergista también puede recomendarle que use un medidor de flujo respiratorio máximo para controlar su asma. Este pequeño dispositivo portátil le permite medir la cantidad de aire que puede expulsar a través de los pulmones. Si su flujo de aire es bajo, el alergista puede recomendar hacer modificaciones en su plan de tratamiento, como cambios adicionales en su comportamiento o en su entorno, o una medicación diferente para el asma.

Tenga un plan de acción

Si tiene asma, es importante tener pronto un plan para abordar diferentes situaciones y síntomas. De hecho, uno de los pasos más importantes que puede dar para controlar y manejar con éxito su afección es crear un plan de acción para el asma con su alergista..

Find expert care.

Don’t let allergies or asthma hold you back from the things you love.

Otras opciones de tratamiento

Las vacunas contra las alergias son la forma más utilizada y eficaz de inmunoterapia antialérgica. .
Hay varias terapias efectivas para tratar el asma. La mayoría de las personas que padecen asma necesitan dos tipos de ellas: medicamentos de alivio rápido y medicamentos de control a largo plazo.

Desencadenantes más comunes

Los desencadenantes del asma suelen ser los siguientes:
  • Alérgenos como el polen, los ácaros, las cucarachas, el moho y la caspa de los animales
  • Agentes irritantes del aire, como el humo, la contaminación ambiental, los vapores químicos y los olores fuertes
  • Medicamentos, como la aspirina y el paracetamol
  • Condiciones meteorológicas extremas
  • Ejercicio físico
  • Estrés
Las alergias son solo uno de los factores que pueden desencadenar ataques de asma. No todos los que sufren asma tienen alergias y hay muchas personas que tienen alergias, pero no tienen asma. Algunos problemas de salud crónicos pueden generar los síntomas del asma o empeorarlos. Entre ellos están la obesidad, la apnea obstructiva del sueño, el reflujo ácido, el estrés y la depresión. Informe a su alergista si tiene alguna de estas afecciones para que determine el abordaje más adecuado para controlar tanto su problema de salud como sus síntomas de asma. Los resfriados y las infecciones de los senos nasales también pueden empeorar el asma.

Cuándo acudir a un alergista

Un alergista puede ayudarle a entender mejor su afección y a elaborar un plan de tratamiento adecuado para usted. Debería acudir a un alergista si:
  • Sus síntomas del asma ocurren todos los días y a menudo por la noche, limitando su actividad
  • Ha tenido un ataque de asma que ha puesto en peligro su vida.
  • Los objetivos para el tratamiento del asma no se han cumplido después de tres a seis meses de haberlo iniciado, o su médico considera que usted no está respondiendo al tratamiento actual.
  • Sus síntomas son inusuales o difíciles de diagnosticar.
  • Tiene afecciones como fiebre del heno o sinusitis graves que complican su asma o su diagnóstico.
  • Se necesitan pruebas adicionales para encontrar las causas de sus síntomas.
  • Necesita más ayuda e instrucciones sobre su plan de tratamiento, los medicamentos o los desencadenantes del asma.
  • Las vacunas antialérgicas podrían ayudarle.
  • Necesita una terapia con corticoesteroides vía oral o un tratamiento de altas dosis de corticoesteroides por vía inhalatoria.
  • Ha tomado corticoesteroides por vía oral más de dos veces en un año..
  • Ha sido hospitalizado a causa del asma..
  • Necesita ayuda para identificar los desencadenantes del asma.
Se recomienda consultar con un especialista en asma si su hijo tiene menos de cinco años de edad, o si presenta síntomas de asma todos los días y durante tres o más noches al mes. También se debería considerar la consulta si su hijo presenta síntomas tres días o más a la semana y una o dos noches al mes. Conozca más sobre el  examen de asma.

Aunque los síntomas del asma se pueden controlar, su cura sigue siendo difícil de lograr. El tratamiento preventivo debe minimizar las dificultades causadas por el asma y permitir un estilo de vida normal y activo.