You are here

Actualizado el 27 de abril de 2021

ARLINGTON HEIGHTS (17 de marzo del 2021) – El Grupo de Trabajo de la Vacuna contra la COVID-19 del Colegio Estadounidense de Alergia, Asma e Inmunología (American College of Allergy, Asthma and Immunology, ACAAI) continúa monitoreando detenidamente información de las fuentes que notifican reacciones alérgicas a las vacunas contra la COVID-19. Por lo tanto, el ACAAI actualizó sus orientaciones para mostrar las recomendaciones más recientes de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC), y de la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA).

Las reacciones a las vacunas son generalmente poco frecuentes con una incidencia de anafilaxia estimada en 1.31 de cada millón de dosis aplicadas. Tras la autorización de uso de emergencia emitida por la FDA de la vacuna de ARNm de Pfizer-BioNTech contra la COVID-19 el 11 de diciembre del 2020 y de la vacuna de Moderna el 18 de diciembre del 2020, los CDC informaron que los índices de anafilaxia al 29 de enero del 2021 fueron de cinco por cada millón con la de Pfizer-BioNTech y de 2.5 por cada millón con la de Moderna. No se han informado índices de anafilaxia para la vacuna de Johnson & Johnson contra la COVID-19.

El Grupo de Trabajo de la Vacuna contra la COVID-19 del ACAAI brinda las siguientes orientaciones relacionadas con el riesgo de una reacción alérgica al vacunarse.

Estas recomendaciones se basan en el mejor conocimiento que se tiene hasta la fecha, pero podrían cambiar en cualquier momento, a la espera de información nueva y de orientaciones adicionales de la FDA o de los CDC.

  1. Quienes vayan a recibir la vacuna pasarán por un chequeo para determinar posibles riesgos de una reacción alérgica a las vacunas de ARNm (Moderna y Pfizer) y a las vacunas vectoriales adenovíricas (Johnson & Johnson) contra la COVID-19. Le deberán preguntar si usted tiene antecedentes de reacciones alérgicas graves a cualquier vacuna previa. Si su respuesta es afirmativa, lo deberán derivar a un alergólogo/inmunólogo certificado para que le hagan otras pruebas antes de la vacunación contra la COVID-19.
  2. Según los CDC, si usted tuvo una reacción alérgica grave o inmediata de cualquier gravedad al cabo de las 4 horas de recibir la primera dosis de la vacuna contra la COVID-19, no deberá aplicarse la segunda dosis. Asimismo, a los pacientes que padezcan una reacción alérgica grave o inmediata de cualquier gravedad (urticaria, hinchazón o sibilancia) o a aquellos que tengan dudas sobre el riesgo de una reacción alérgica, se les puede derivar a un alergólogo/inmunólogo certificado de la zona para que les proporcionen más asistencia o asesoramiento.
  3. Las vacunas contra la COVID-19 se deberán administrar en un entorno sanitario apto para tratar la anafilaxia. Se deberá observar a todas las personas por lo menos unos 15-30 minutos luego de la inyección para supervisar cualquier reacción adversa. Como tratamiento de primera línea, todas las reacciones anafilácticas se deberán tratar inmediatamente con epinefrina. La mayoría de las reacciones anafilácticas se produjeron al cabo de los 15 minutos.
  4. No se deberán aplicar las vacunas de ARNm y las vacunas vectoriales adenovíricas contra la COVID-19 a las personas que tengan antecedentes conocidos de reacciones alérgicas graves a cualquier componente de una vacuna en particular. A pesar de que no se ha identificado el componente específico de las vacunas que produce anafilaxia, el polietilenglicol (PEG, por sus siglas en inglés) es uno de los excipientes de las vacunas de ARNm y se ha visto que produce anafilaxia.  El polisorbato 80 es un excipiente de la vacuna de Johnson & Johnson que puede producir anafilaxia y puede generar una reacción cruzada con el PEG.

No se deberá inmunizar con las vacunas de ARNm contra la COVID-19 a los pacientes que presenten reacciones alérgicas al PEG. Se puede analizar la posibilidad de aplicarles una vacuna vectorial adenovírica contra la COVID-19.

Los CDC sugieren que la vacuna vectorial adenovírica puede ser una opción para los pacientes que tuvieron una reacción adversa a la vacuna de ARNm, en lugar de una segunda dosis de esta. Las personas que recibieron una dosis de la vacuna de ARNm contra la COVID-19, pero para las cuales la segunda dosis está contraindicada, deberán esperar al menos 28 días luego de la dosis de la vacuna de ARNm para poder recibir la vacuna vectorial adenovírica contra la COVID-19. Estos pacientes deberán recibir la vacuna en un entorno apto para tratar la anafilaxia, y se los deberá tener en observación por 30 minutos como mínimo luego de la inyección.

En el caso de los pacientes para los que la vacuna vectorial adenovírica contra la COVID-19 esté contraindicada (incluso como consecuencia de una alergia conocida al polisorbato), se deberá analizar la posibilidad de administrar la vacuna de ARNm contra la COVID-19.

Según las orientaciones de los CDC, la alergia al polisorbato ya no es una contraindicación a la vacuna de ARNm contra la COVID-19, sino más bien una precaución. De todas formas, debido a una posible hipersensibilidad de reacción cruzada entre los excipientes de las vacunas de ARNm y las vacunas vectoriales adenovíricas contra la COVID-19, se deberá considerar el realizar una consulta con un inmunólogo-alergólogo para determinar si el paciente puede vacunarse sin problemas.Si se aplica la vacuna de ARNm a un paciente que tiene alergia al polisorbato, se deberá realizar en un entorno apto para tratar la anafilaxia y se deberá tener al paciente en observación por 30 minutos como mínimo luego de la inyección.

  1. La información acerca del riesgo en personas con antecedentes de reacciones alérgicas relacionadas con el síndrome de activación mastocitaria/anafilaxia idiopática es muy limitada y está en desarrollo. Para recibir las vacunas contra la COVID-19, usted deberá tomar una decisión junto con su médico u otro proveedor que administre la vacuna, quién utilizará su criterio profesional para lograr un equilibrio entre los beneficios y los riesgos asociados a la aplicación de la vacuna.
  2. Las personas que tengan alergias comunes a medicamentos, alimentos, alérgenos inhalados, insectos y al látex probablemente no sean más propensas a tener una reacción alérgica a las vacunas de ARNm contra la COVID-19 que el público en general. Estos pacientes deberán estar informados tanto de los beneficios como de los riesgos de la vacuna.
  3. Las vacunas de ARNm y las vacunas vectoriales adenovíricas contra la COVID-19 no son vacunas elaboradas con microbios vivos, y se las puede administrar a pacientes inmunodeprimidos. Los médicos y otros proveedores deberán informar a los pacientes inmunodeprimidos sobre la posibilidad de una respuesta inmunitaria reducida a las vacunas.
  4. Con poca frecuencia, las personas que han recibido rellenos dérmicos podrían presentar hinchazón en el lugar del relleno inyectado o cerca de este (normalmente en el rostro o en los labios) tras la administración de una dosis de la vacuna de ARNm contra la COVID-19. Esto parece ser temporal y puede remitirse con tratamiento médico, incluido el tratamiento corticoesteroideo. Las vacunas de ARNm y las vacunas vectoriales adenovíricas contra la COVID-19 se puede administrar a las personas que se han aplicado rellenos dérmicos inyectables para quienes la vacunación no está contraindicada. No se requieren precauciones adicionales. Sin embargo, se deberá aconsejar a estas personas que se comuniquen con sus proveedores de atención médica para una evaluación en el caso de que presenten hinchazón en el lugar del relleno dérmico o cerca de este tras la vacunación.
  5. Si usted se aplicará la vacuna de ARNm contra la COVID-19, deberá prever síntomas posvacunación locales (por ejemplo, dolor, hinchazón, erupción cutánea en el lugar de la inyección, cierta hinchazón de los ganglios linfáticos del mismo lado del brazo vacunado) y sistémicos (por ejemplo, fiebre, fatiga, cefalea, escalofríos, dolor muscular, dolor articular o inflamación). Estos son efectos secundarios previstos, no se trata de reacciones alérgicas. Generalmente desaparecen en unos pocos días.
  6. Vacuna contra el COVID-19 Janssen de Johnson & Johnson: los CDC y la FDA han recomendado que se siga utilizando la vacuna contra el COVID-19 Janssen de Johnson & Johnson (J&J/Janssen) en los Estados Unidos a partir del 23 de abril del 2021. No obstante, las mujeres menores de 50 años de edad deben saber que existe un riesgo poco frecuente de formación de coágulos sanguíneos junto con niveles bajos de plaquetas después de la vacunación, y que hay otras vacunas contra el COVID-19 con las que no se ha observado este riesgo. Si recibió la vacuna J&J/Janssen, esto es lo que debe saber. Lea la declaración de los CDC/FDA.

About ACAAI

The ACAAI is a professional medical organization of more than 6,000 allergists-immunologists and allied health professionals, headquartered in Arlington Heights, Ill. The College fosters a culture of collaboration and congeniality in which its members work together and with others toward the common goals of patient care, education, advocacy and research. ACAAI allergists are board-certified physicians trained to diagnose allergies and asthma, administer immunotherapy, and provide patients with the best treatment outcomes. For more information and to find relief, visit AllergyandAsthmaRelief.org. Join us on Facebook, Pinterest and Twitter.

Get relief from your allergies.

Sign up for expert tips delivered to your mailbox.